Configurar una cuenta de correo electrónico en iPhone, iPad, o iPod

Hay dos formas de configurar una cuenta de correo electrónico en tu dispositivo iOS mediante Mail: de forma automática o de forma manual. Para configurar nuestros servicio de correo electrónico es necesario utilizar la configuración manual con los datos que se encuentran en nuestro tutorial de configuración de correo electrónico.

Elegí tu cuenta en Ajustes > Correo > Cuentas > Añadir cuenta > Otra.

A continuación, pulsá Añadir cuenta de correo.
Introducí tu nombre, dirección de correo electrónico, contraseña y una descripción de la cuenta.

Pulsá Siguiente. Mail no encontrará los ajustes de correo electrónico por lo que tendrás que introducirlos de forma manual. Cuando introduzcas tu dirección de correo electrónico y contraseña, pulsá Siguiente y seguí estos pasos:

Seleccioná IMAP para tu nueva cuenta e introducí la información de Servidor de correo entrante y Servidor de correo saliente (en ambos casos tiene la forma tudominio.com, por ejemplo si tu dirección es jperez@pronet.com.uy, los servidores de correo tanto entrante como saliente serían pronet.com.uy). A continuación, pulsá Siguiente.

Si los ajustes de tu correo electrónico son correctos, pulsá Guardar para terminar. Recordá tener a mano los datos de configuración de correo electrónico y si elegís usar la configuración de correo seguro vas a necesitar confiar en el certificado de seguridad permanentemente.

Cómo crear una contraseña segura

¿Por qué tanta insistencia con las contraseñas?

Para los administradores de sistemas, el hecho de que los usuarios elijan contraseñas inseguras en un grave problema. Aunque para el usuario final pase desapercibido, los servidores de correo, web, etc. reciben ataques e intentos de acceso constantemente, de todas partes del mundo y usando distintas técnicas. Cuando un dispositivo se conecta a Internet, no importa si se está en Uruguay, Estados Unidos, Angola o Dinamarca, todos ellos son accesibles desde todas partes del mundo. Por este motivo es que en cuanto un servidor se pone en línea (se conecta a Internet), comienza a recibir ataques de cualquier parte, intentando hacerse con el control del mismo, ya sea para robar información, usar servicios clandestinamente, propagar virus, spam o simplemente inutilizarlo.

 Este es el título

Aquíe lel

¿Cómo influyen las contraseñas en la seguridad?

Cuando cualquier usuario -de correo electrónico, FTP o cualquier otro servicio- se conecta al servidor, éste le concede permisos para realizar determinadas tareas, estos permisos en manos de un atacante pueden permitir desde borrar información hasta dejar totalmente inutilizado el servidor.

Uno de los ejemplos más comunes es cuando la cuenta de un usuario de correo andresperez usando una contraseña insegura, digamos por ejemplo andres1234, es vulnerada. A partir de este momento, el servidor de correos, a través de esta cuenta, comienza a enviar correo masivo (spam) de forma indiscriminada a multitud de direcciones de correo. Luego de unas horas de que los grandes servicios de correo como GMail.com, Hotmail.com, Outlook.com, Yahoo.com comienzan a recibir esta cantidad de spam desde el mismo servidor, lo marcan como un generador de correo no deseado incluyéndolo en una “lista negra” que es utilizada por multitud servidores de correo, que a partir de este momento, rechazan todo el tráfico que se origine en este servidor. Esto no sólo perjudica al usuario del ejemplo andresperez, sino a la totalidad de los usuarios de este servidor, ya que todos los mensajes que de aquí provengan, no importa el usuario, son tomados como spam.

 

¿Qué es una contraseña segura?

Una contraseña segura es aquella con un grado de dificultad tal, que implique un tiempo muy grande a un equipo informático potente en poder adivinarla. Los consejos tradicionales para la creación de una contraseña segura son los siguientes:

  • como mínimo 8 caracteres
  • incluir mayúsculas, minúsculas
  • incluir números o símbolos (@#½¬}Ç\º)
  • no deben contener partes del nombre de usuario (andres1999)
  • no usar palabras que figuren en el  diccionario (micontraseñalarga)
  • deben evitarse secuencias de números o un año (1234, 321, 2017)
  • no usar sustituciones obvias (4ndre5, juli3t4)

Una contraseña bastante segura podría por ejemplo pha9pahV3Lo0. Incluye todas las características mencionadas anteriormente por lo que se podría considerar segura (aunque contiene caracteres repetidos). El proceso de crear una contraseña segura, si bien es sencillo, puede resultar tedioso por lo cual podemos hacer una recomendación especial al uso de generadores de contraseñas. Un simple generador de contraseñas es pwgen, que podemos encontrar en versiones online (o esta con más opciones) o para descargar e instalar en Windows.

 

¿Cómo compruebo la seguridad de mi contraseña?

Si aún queremos asegurarnos que esta contraseña es suficientemente segura podemos utilizar algunos de los servicios que realizan estos test en Internet. Un test de contraseñas vistoso es el Secure Password Check en el cual se puede ver el tiempo aproximado que tardará una computadora doméstica en adivinar la contraseña ingresada.

Secure Password Check
Secure Password Check

Otra opción, un poco más técnica es The Password Meter en la cual nos indica además las diferentes características utilizadas en la contraseña ingresada, dándonos una breve explicación y un puntaje para cada una.

The Password Meter
The Password Meter

 

 

Pero… ¿cómo las recuerdo? Gestor de contraseñas

Este es el problema que se nos presenta al utilizar contraseñas seguras y distintas para cada cuenta de usuario o servicio al que nos suscribimos. Pero no hay que alarmarse porque la solución es muy simple y, además, resuelve todos los procesos que implican la gestión de contraseñas para que no perdamos tiempo ni al generar ni al recordar nuestros “passwords”.

KeePassX logo

La solución es un gestor de contraseñas. Esto es un programa, que puede ser de escritorio o un servicio online, en el cual utilizando una contraseña maestra -la cual sí tenemos que recordar- podemos acceder a un almacén con las credenciales de los distintos servicios que tengamos, para poder centralizar toda la seguridad en un mismo lugar. Ya no tendremos que recordar cada contraseña y nombre de usuario, ni siquiera preocuparnos por generar contraseñas seguras ya que en general, todos los gestores de contraseñas incorporan un generador de contraseñas aleatorias seguras.

Uno de ellos es KeePassX, en el cual podemos organizar en grupos, las credenciales que debamos guardar, incluyendo información adicional como fecha de expiración, URL y otros detalles. Desde aquí se pueden generar las contraseñas seguras, para que no debamos salir de la aplicación para crearlas ni preocuparnos por chequear luego si su seguridad es suficiente.

 

Conclusión

En los tiempos actuales, aunque no seamos demasiado “amigos” de la tecnología, no tenemos más remedio que adaptarnos y, una de las cosas más importantes que necesitamos hacer, sobre todo si no tenemos mucha afinidad con las computadoras y dispositivos, es asegurarnos de que nuestros datos estén protegidos. Por este motivo la gestión de contraseñas es fundamental, como un primer paso para mantener nuestros datos personales y finanzas un poco más seguras.